15 ene. 2018

ULTIMA CEREMONIA PEREGRINA DEL AÑO EN LA CATEDRAL DE SANTIAGO DE COMPOSTELA 2017-2018


Desde hace ya años se viene celebrando una ceremonia peregrina en el lugar más especial de la Catedral de Santiago de Compostela.



Todo comenzó hace ya unos cuantos años cuando me propuse reunir a todos los peregrinos que llegaban a Santiago el día 31 de diciembre para que esa noche en la que todos estábamos alejados de nuestras familias lo pasáramos juntos.



Recuerdo que apenas éramos una veintena o tal vez menos, según el año si venia metido en lluvias o nieve.
Desde entonces vengo organizando “la cena peregrina fin de año en Santiago” y con ella va aparejada la última ceremonia peregrina.


Pero si os parece quiero contaros un poco más del lugar donde se hace esta ceremonia tan especial.



El Altar Mayor o Tabernáculo
Cuando, entre 1656 y 1657, el canónigo Vega y Verdugo redacta su informe sobre las obras a realizar en la catedral, buena parte de lo escrito tiene que ver con el adorno de su capilla mayor, asunto al que otorga un tratamiento prioritario.


De hecho, con esa propuesta de reformas en torno al Altar Mayor, lo que el aún joven canónigo  compostelano estaba haciendo era concretar, en cierto modo,  lo provisto en una real cedula de 1643 por la cual el rey Felipe IV proponía que, a lo largo de 20 años -- que van a contar a partir de 1645, se recaudase anualmente una determinada cantidad de ducados para hacer frente a “la necesidad grande que hay de una rexa y un retablo en la capilla del Santo “


El adorno del altar mayor, genera un gran camarín sobre el lugar del mausoleo, tiene una importancia capital. De este modo, se mantiene la costumbre  devocional de poder acceder por detrás de la figura sedente del Apóstol, situada sobre el altar mayor, y darle un abrazo.
Sobre el camarín se dispone otra imagen de Santiago el Mayor, ahora como el peregrino, rodeada de orantes que rinden culto. Están “cuatro reyes bien hechores de la Santa Iglesia que son el Señor Rey D. Alfonso que la hizo; el señor Rey D. Ramiro que concedió el voto a esta santa iglesia; el señor Rey D. Fernando que gano Granada y el Señor Rey D. Felipe Cuarto…”




El baldaquino, sustentado aparentemente por los hombros de cuatro gigantescos Ángeles, tiene forma de pirámide y esta rematado por una urna guardada, también, por figuras  angélicas, que hacen referencia, claro está, al milagroso hallazgo de la tumba Apostólica. En el centro de la pirámide lígnea aparece, una vez más, Santiago, en este caso representado a caballo, que arrolla, en barroco gesto, a una serie de moros que parecen caer desde lo alto. A sus pies, el escudo de la monarquía hispana nos recuerda que el Apóstol es el patrono “único” de España, algo especialmente defendido, en aquellos tiempos, por la iglesia compostelana.
Ya en la época del arzobispo Monroy ( 1685-1715) la plata recubriría el frente del camarín, el Altar Mayor y la propia figura sedente del Apóstol, al vestirlo con una esclavina hecha en ese metal, lo que acentúa todavía más, si cabe, el sentido barroco del conjunto.





Bueno ahora que ya sabéis que es en el Tabernáculo donde se lleva a cabo la ceremonia vamos a explicar en qué consiste.





Un mes atrás me pongo en contacto con D. Julián Barrio arzobispo de la catedral…también  con D. Segundo  Pérez, Deán de la catedral pues ellos son los que escriben el mensaje de fin de año para los peregrinos. Si bien mi ambición me ha llevado a pedirles que sean ellos quienes lean esos mensajes, entiendo que en estas fechas tan señaladas tengan que estar con sus familias por lo que les es imposible estar presentes. Sin embargo, sí contamos con una persona muy importante en la catedral y mucho más importante en la ceremonia peregrina D. Elisardo Temperán, Canónigo de la Catedral.




Gracias a él se viene haciendo esta ceremonia tan especial pues es él quien lee los mensajes del el Deán o el Arzobispo.



También cuento con el apoyo del Gerente del Xacobeo  D. Rafael Sánchez  y de la Directora de Turismo Dª. Nava Castro, ambos redactan su mensaje de fin de año para los peregrinos que luego son  leídos en el Tabernáculo…




 e incluso días antes, me mandan a San Martin Pinario algunas cajas con regalos jacobeos que posteriormente son entregados a los peregrinos.



Cada año es todo diferente y eso igual hace que cada ceremonia sea especial.




Este año se repartieron unos trípticos con la letra de la canción  “peregrino a dónde vas “y también D. Elisardo llevo para repartir y así poder leer todos juntos las oraciones.




En ese lugar tan especial se le cantó al Apóstol,  también se le pidió por los que no están por enfermedad e incluso por los que ya nos han dejado… para ello rezamos todos juntos el Padre Nuestro, y cogidos de las manos 




conseguimos que nuestras oraciones lleguen más lejos.
Este año además tuve el honor de hacer entrega de un libro especial e ilustrado del camino de Santiago a Dª Carmen Furelos  gerente de San Martin Pinario y a D. 




Elisardo por la ayuda recibida desde la primera ceremonia años atrás.




Al término de la ceremonia los peregrinos harán la última 




peregrinación dentro de la catedral, abandonamos el Tabernáculo y a la salida se les entregan los regalos que




 teníamos para este año, desde allí todos juntos hacemos




 el recorrido para ir al camarín a abrazar al Apóstol




 Santiago y desde allí la peregrinación continua hasta la cripta donde está el cofre con los restos del apóstol.



Después las despedidas, pues somos los únicos que en esos momentos estamos dentro de la catedral,  terminando así la última ceremonia peregrina del año 2017.


2 comentarios:

Manuel Monteagudo Gandía dijo...

Soy un peregrino y seguidor de la doctrina de Cristo que sigo con interés, devoción y entusiasmo los artículos, comentarios e informes que a lo largo del tiempo se va plasmando a través de las redes. Vuestra asociación de Uclés, cuyo Monasterio de la Orden de Santiago conozco por haberla visitado en repetidas ocasiones, veo que tenéis una muy buena actividad y estáis ayudando a levantar el espíritu jacobeo con mucha fuerza. Esta publicación que hacéis de la ultima ceremonia del año en la Catedral de Santiago me ha llenado de ilusión y de nostalgia al mismo tiempo; me ha recordado la vigilia que hice en el año Santo de 2010. He peregrinado desde Valencia hasta Santiago haciendo el recorrido del Camino de Levante y mi primer peregrinaje fue el Portugués. No descarto la posibilidad de poder realizar vuestro camino de Uclés. Sólo le pido al Apóstol Santiago me de salud y fuerzas para poder realizarlo desde allí.
Ultreia et Suseia

ASOCIACIÓN AMIGOS CAMINO DE UCLÉS dijo...

Manuel Monteagudo Gandia ...el dia que te decidas estaremos encantados de recibirte y ayudarte en el Camino de Uclés y Camino Santiaguista de Uclés.
Quedamos a tu disposición.

un saludo

BUEN CAMINO